Un rico puré verde, hace la diferencia para invitar al consumo de la espinaca

Huajllajara es una comunidad del municipio de Yunchará, uno de los municipios más pobres y con mayores índices de desnutrición del departamento de Tarija. Por lo cual por  iniciativa propia, la escuelita local, montó un huerto escolar donde profesores y alumnos cultivaban algunas hortalizas, entre ellas lechuga, acelga y perejil.

Esperanza, a través de su proyecto de apoyo a la seguridad alimentaria y la nutrición familiar, decidió fortalecer el trabajo iniciado por la escuelita de Huajllajara, mejorando los cultivos actuales, e introduciendo otros cultivos de alto valor nutricional, entre ellos, la espinaca, una hortaliza no conocida en la comunidad.

La fase de producción de espinacas fue seguida de una serie de capacitaciones prácticas en preparación de comidas a base de esa hortaliza. La preparación más exitosa fue el puré de espinaca, que fue de preferencia de todos los niños, niñas y profesores. A la preparación tradicional, por iniciativa de los profesores le agregaron trozos de quesos que era lo que disponían en la comunidad. Sin darse cuenta los profesores hicieron una combinación perfecta para lograr una alimentación nutritiva.

DSC09053

Con la experiencia adquirida en los cursos de cocina, profesores y niños de la escuela de Huajllajara enseñaron a las demás familias los beneficios nutritivos y diferentes platos que se pueden preparar con la espinaca.

La experiencia, está siendo tan exitosa que autoridades municipales solicitaron que las actividades sobre el cultivo y consumo de hortalizas sean extendidas a otros núcleos escolares. Actualmente se está realizando gestiones para conseguir mayores recursos y poder responder a esta demanda.