No sólo en sopa se come la quinua

Foto niñoElvio Luis Copa, es un niño de 11 años de edad de la comunidad de Arenales perteneciente al distrito de Copacabana, ubicado a 18 kilómetros de la comunidad más poblada en el municipio que es la localidad de Yunchará.

Con el fomento a la producción y los talleres de nutrición a base de quinua y hortalizas que promueve la Organización Esperanza Bolivia a través del proyecto de Seguridad Alimentaria Económica y Sustentable en la Comunidad de Arenales, Elvio fue sorprendiendo a su familia por estar bien informado de lo nutritivo y saludable que es el consumir quinua en la alimentación diaria.

Según cuentan sus padres, el niño ha mostrado mucho interés por la quinua, siempre está muy atento y participando  en las actividades de siembra y cosecha.

También está más atento con lo que cocina su mamá, “Antes mi señora solo cocinaba sopa de quinua” nos cuenta Don Juan Copa papá de Elvio, “hasta que un día llegó Elvio a la casa y le pidió a su mamá que cocinara graneado de quinua. Él le ayudó, dijo que en su escuela le enseñaron cómo prepararla”.

Elvio aprendió a cocinar graneado de quinua en los talleres de capacitación que se imparte en su escuela, donde además aprendieron otras múltiples recetas a base de quinua.  Esta actividad se realiza en las distintas escuelas del municipio de Yunchará y comunidades aledañas.

Los profesores estan contentos de ver a niños como Elvio, entusiasmados por aprender más sobre el cultivo, porque además de mejorar la alimentación y salud de las familias, la comercialización del excedente de la quinua significa un ingreso más en su economía familiar. El proyecto, también les brinda asistencia técnica para la comercialización de este cereal de gran valor nutricional.

“Con Elvio hemos aprendido que la quinua no solo se come en sopa, sino en otras comidas como el graneado, las hamburguesas…” continua comentando Don Juan Copa, papá de Elvio.